El Oleoturismo conecta Jaén con USA. Una experiencia 360º a través del AOVE

Hace un tiempo hablábamos de la obligación del Oleoturismo a adaptarse a la generación Millennials. Hoy queremos darle otros enfoque distinto al tema del Oleoturismo y es el carácter integrador que debe hacer en el turismo de la ciudad.

Durante las últimas 48 horas hemos recibido la visita de un grupo de 25 alumnos provenientes de los Estados Unidos, un grupo amplio de jóvenes que vienen a conocer durante dos semanas España. Este encuentro empezó a forjarse el pasado año cuando Live ‘n Learn conoció las instalaciones de nuestra cooperativa. Tras esta primera toma de contacto quedaron encantados de lo poco explotada que estaba la ciudad de Jaén y de las grandes oportunidades que podría ofrecer, para este año sus organizadores decidieron darle una gran oportunidad a la capital mundial del Aceite de Oliva.
Lo único para lo que pidieron ayuda fue para conocer la ciudad desde otro punto de vista, así que desde Supremo comenzamos a trabajar para que la experiencia fuera lo más adaptada y amena posible.

Frenéticos días que han llevado a estos chicos y chicas a realizar una compra en el Mercado de San Francisco. Una compra diseñada por el jefe de cocina de El Mercado para que posteriormente en las instalaciones del Club de Campo este grupo cocinara con sus propias manos, bajo la supervisión del equipo de Álex Milla, unas buenas tortillas de patatas y unos arroces marca de la casa. Además de una magdalena rellena con natillas que acabó por convencer a los exigentes paladares púberes.

 

Tras la comida, paseo y compras por la ciudad para aterrizar en una cena “Made In Jaén” en el rincón de Bomborombillos regentado por Joaquín Machuca. Un pequeño menú de degustación basado en la tierra, con morcilla, aceitunas, lomo de orza y hasta un auténtico bocata de calamares. Los alumnos se atrevieron incluso, como si de un concurso de chupitos se tratara, a probar un plato de cabrillas en salsa que daba la hora, otra experiencia gastronómica fuera de lo habitual donde la cercanía y la honestidad la hacen única. Tras una buena cena una manera diferente de conocer el casco histórico de Jaén.

Una noche con el miedo por todo el barrio alto de la ciudad para conocer y disfrutar de historias y leyendas de una manera muy diferente. Tras un día cargado, noche en el centro de Jaén para coger fuerzas para nuestro momento.

Amanecer en Jaén es sinónimo de AOVE, desayuno y planta para comernos con los ojos la visita a la Cooperativa San Juan de Jaén. Nuestra casa. Allí los estudiantes disfrutan y mastican nuestra historia y nuestra tradición olivarera. Mucha pasión y mucho interés son siempre buenos maridajes, durante la visita a caballo entre el inglés y el español los chicos pueden comprobar como y donde se hace nuestro AOVE y además posteriormente pueden catar (de manera hedonista) algunos de nuestros Vírgenes Extra para realizar la experiencia perfecta. Tras la visita repusieron fuerzas en el restaurante de Juanjo Mesa en Pegalajar, La Alcuza.

Tras todo este viaje, se nos ocurre reflexionar que el Oleoturismo no puede ser una oferta en sí, debe ser una experiencia que se sume a la oferta de una ciudad, debe de servir unas veces de atrayente y otras de complemento porque así es como los visitantes podrán conocer la cultura de nuestra Provincia, una provincia pobre en muchas cosas pero rica en tradición y con mucho que ofrecer. Gracias a Robin y Pablo por confiar en nosotros, aquí tenéis vuestra casa.

Comentarios

comments