18/01/2019 | 04:48:04 PM

Croquetas de Jamón y Huevo - Receta paso a paso


Las croquetas forman parte de la gastronomía mediterránea por decreto, un plato que parece que se inventó en Francia, pero que es muy popular en paises como Holanda aunque que España ha llevado al concepto de arte. No hay restaurante que se precie de "top" que no tenga un plato como una buena croqueta. Las croquetas están desde un principio dentro de la cocina de aprovechamiento, ya que con las sobras de los platos como los cocidos se armaban las legiones de croquetas en la casa. Ahora, la croqueta es un plato en si mismo y se puede disfrutar de multitud de texturas y sabores. El pasado 16 de enero, día de San Antón, fue el día interncional de la croqueta, así que os traemos unas espectaulares (con tropezones) de Jamón ibérico y Huevo cocido, toma nota: 

INGREDIENTES:

  • 1 litro y 1/4 de  leche entera  (Usa una marca de confianza)
  • 150 grs de jamón  ibérico en trocitos y 2 huevos cocidos
  • 7 cucharadas soperas de harina Gallo
  • 4 cebolletas finas y muy picadas
  • 100 cc de aceite de oliva virgen extra, aproximadamente
  • Nuez moscada molida
  • Sal
  • 2 huevos batidos
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva virgen extra para freírlas - Vriedad Picual
  • Grandes dosis de cariño

 

PREPARACIÓN:

En primer lugar,  ponemos una sartén honda en el fuego y comenzamos. Lo primero que mareamos ,en estas croquetas, es el jamón ibérico troceado para que le dé  sabor al aceite. Ya mareado, sacamos la mitad del jamón a un plato y lo reservamos. Continuamos añadiendo al jamón, que hemos dejado en la sartén, la harina, la sal y la leche sin parar de mover hasta obtener esa masa fina que conseguimos con la túrmix. 

Rectificamos de sal y, añadimos, en último  lugar, la parte restante del jamón  y los huevos cocidos, troceados. Se mezclan bien todos los ingredientes y a terminar de hacer la masa hasta que se desprenda y la volquemos en una fuente grande y para dejarla enfríar a temperatura ambiente durante un par de horillas ( evitando que se le forme esa capa dura por arriba)Sabremos que está  la masa, cuando empiece a desprenderse de la sartén y haga  borbotones. 

Para el rebozado, preparamos un plato con huevo batido, un chorreón  de leche entera y sal; y otro, con pan rallado. Ahora, con un tenedor vamos cogiendo porciones de masa ( lo más regulares posibles) y le vamos dando forma pasándolas, primero, por huevo y, después, por pan rallado. Y así,  hasta el final. Llegado este momento, tenemos dos opciones: disponerlas en bandejas planas y congelarlas  o freírlas en  una sartén  con aceite bien caliente para que no se abran.