22/10/2018 | 07:03:30 PM

Cazuela de Fideos de mi Madre


En gastronomía cuando hablamos de cazuelas, se hace referencia a aquellos preparados sobre la clásica vasija de barro. Estas tienen una doble función: son prefectas para servir en la mesa y además preservan el calor de una manera mucho más efectiva. Así que, podemos decir que las cazuelas son en parte platos para entrar en calor.

Este plato, además, tiene una doble lectura, ya que es una cazuela donde dentro posee dos platos en uno: un guiso marinero y un guiso de fideos, por lo que la combinación es ganadora. Sano, rico y ahora que bajan las temperaturas, perfecto. Aquí va este guiso marinero hecho con productos fácilmente localizables en un mercado de interior como el de Jaén. Rico, sano y con esta inminente bajada del mercurio ideal; un plato escondido en las tradiciones familiares es lo que nos propone Carmen Gallego en esta nueva entrega de "Cocinando en Familia". 

 

INGREDIENTES (para 4 personas):

  • 350 gr. de fideos Gallo del número 4.
  • 1/2 Kg de almejas.
  • 2 calamares medianos troceados.
  • 2 filetes de pez espada troceados.
  • Unas gambitas peladas (opcional).
  • 1/2 Kg de mejillones al vapor (opcional).
  • Unas ramitas de hierbabuena fresca.
  • Una buena ración de cariño
  • Para el sofrito:
  • 2 tomates rojos rallados.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 cebolla mediana picadita.
  • 1 pimientoverde mediano.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Especias amarillas.

 

ELABORACIÓN:

En primer lugar,  preparamos  una perola grandecita (si es de barro mejor) en la que vamos a cocinar los fideos y una sartén mediana.

En segundo lugar, ponemos las almejas en aguasal para lavarlas bien y, a continuación, las echamos en la sartén  con un poquito  aceite y las ponemos en el fuego, tapadas. Conforme  se vayan abriendo, las vamos incorporando a la perola. Seguidamente, en el aceite de las almejas vamos preparando  el sofrito con los ajos y la cebolla, primeramente; y después,  con el pimiento verde y los tomates, en último lugar. Se sofríe todo junto a fuego bajo para que no se queme y cuando está  hecho, lo pasamos por la túrmix y lo tamizamos con el chino en la perola. A partir de aquí,  vamos incorporando  el resto de los pescados, limpios y troceados: los calamares, el pez espada y si hubiera ingredientes de los opcionales, también.

Por último,  añadimos las ramitas de hierbabuena,  las especias amarillas, la sal y el agua (teniendo en cuenta que tienen que cocer los fideos y quedar caldosos como cualquier guiso marinero).

Finalmente, ponemos la perola en el fuego y, cuando rompa a hervir, la tapamos para que los pescados suelten su sabor y se hagan durante 10 minutos más  o menos. En ese momento,  añadimos los fideos hasta que queden al dente  (15 o 20 minutos). Apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutillos antes de servir.